Hogar

Tips para empezar a ordenar

Muchas veces sentimos que queremos empezar a despojarnos de cosas que ya no usamos, pero no sabemos por donde arrancar, nos cuesta desapegarnos de lo material, pero tampoco nos gusta vivir en el desorden y la acumulación.

Yo sostengo que esto lo debemos a nuestros antepasados y a una construcción cultural que tenemos arraigada . La mayoría de los argentinos tiene alguna descendencia de extranjeros, que llegaron al país con muy poco y aprendieron a «guardar por las dudas». Por otro, muchas también hemos pasado algunas carencias en nuestra infancia/adolescencia, lo que nos llevar a querer suplir en la adultez, esa falta material que tuvimos de chicos. O acaso no conoces a alguien que como sólo tuvo un par de zapatillas de chica, ahora tiene decenas de pares?

También sostengo que nos cuesta desprendernos de algunos objetos porque los cargamos de mucha emoción, y para nosotras significan mucho más que una simple cosa, es el recuerdo de tal momento, de tal persona, de tal circunstancia. O simplemente porque queremos amortizar todo hasta el final. Cuántas veces compramos un celular nuevo, pero seguimos guardando el viejo «por si se rompe este».

Sin embargo, eso obstaculiza la circulación de energía y termina afectándonos de cierta manera en nuestra vida cotidiana.

Por eso, quiero compartirte 3 tips para que puedas comenzar a ordenar:

1- Revisar lo que tenemos y analizar su uso: todo lo que no hayamos usado en el último año, debería ya no estar en nuestro hogar.

2- Categorizar por espacios: qué objeto corresponde a cada ambiente de nuestra casa. Reagrupar los elementos que tenemos en distintos espacios y disponerlos en uno solo.

3- Usar organizadores: nos ayuden a agrupar y almacenar, son fáciles de trasladar y ayudar a mantener siempre ordenado el ambiente.

En los próximos posteos, vamos a ir descubriendo juntas la mejor manera para empezar a practicar estos consejos. Pero qué tal si comenzamos haciendo una lista de todo lo que no usamos?

Recuerda que «Para que algo nuevo entre a tu vida, tienes que hacer espacio para recibirlo».

Seguime!